martes, diciembre 26, 2017

Multan banda de Ska-Rock por gritar en un concierto “Mucha policía, poca diversión”



Eso sucedió en Murcia, comunidad autónoma del sudeste de España, cuando la banda Rokavieja gritó en medio de la euforia de un concierto la mítica frase que consolidó la banda Escorbuto en 1983. Les tocará pagar 375 euros a la luz de lo que en ese país es llamado despectivamente la ‘Ley Mordaza’.

Liborio Ruíz, trompetista y cantante de la banda Rokavieja, fue sancionado con 375 euros por gritar en medio de un concierto el 16 de septiembre de 2016 en la ciudad de Yecla, comunidad autónoma de Murcia, España, la frase “Mucha policía, poca diversión”. El 19 de diciembre pasado, un juez ratificó en segunda instancia la sanción contra el integrante de la agrupación. Desde la primera notificación, los músicos se pusieron a trabajar en un sencillo que titularon ‘Nos persiguen’, con el que se pronunciaron como bien lo saben hacer contra la decisión que, a su juicio, viola la libertad de expresión.

Durante el transcurso del mismo, la banda observó cómo varios Agentes de la Policía Local de Yecla interrumpieron en el público para detener a uno de los asistentes por motivos que en ese preciso momento la banda desconocía por completo. “Desde Rokavieja, queremos mostrar nuestra más profunda decepción por la resolución en los juzgados de Murcia, en la que se ratifica la sanción impuesta sobre uno de los integrantes de la banda, quien finalmente ha sido sancionado por utilizar, tal y como nosotros entendemos, su derecho a la libertad de expresión”, dijo en un comunicado de prensa la banda y publicado en su fampage de Facebook.

Tras observar “la desproporcionada fuerza con la que los agentes realizaban su trabajo” y considerando que la actuación policial de los cuatro agentes contra un muchacho que apenas superaba los 18 años de edad no era “acorde con lo que estaba sucediendo”, dos de los miembros del grupo pronunciaron, respectivamente y en este orden, las frases ‘’A ver si podéis con él’’ y ‘’Mucha policía, poca diversión’’. Tras esa escena, a pesar del desconocimiento de lo que había pasado, el grupo prosiguió con su actuación con total normalidad.

Un mes más tarde de aquellos hechos, Liborio Ruíz recibió una nota con una sanción, en la que las autoridades ponían en su boca ambas frases anteriormente mencionadas. En la nota, el juez de primera instancia alegaba que la intención del demandado fue provocar a las masas en contra de la policía e impedir la actuación de esa autoridad. “En ningún caso el motivo de aquellas frases fue alentar al público a impedir el trabajo de la Policía, sino que fueron pronunciadas sin premeditación y como una forma de opinión ante la escena que se estaba desarrollando en mitad de su concierto”, dijo la banda.

Ante estos hechos, el grupo decidió tratar de revocar esa sanción en instancias superiores de justicia, amparándose en su derecho a la libertad de expresión en cuanto entendían que los hechos fueron erróneamente interpretados por los agentes de la autoridad, quienes entendieron que las frases fueron pronunciadas con el fin de alterar el orden público cuando la banda solamente quería expresar su disconformidad con la actuación policial.

El pasado 19 de diciembre de 2017, el abogado de Liborio recibió la resolución del juez en la que ratifica la sanción interpuesta. La sanción condena al músico a pagar una sanción de 375 euros por alteración del orden público. “Desde Rokavieja queremos mostrar nuestro más profundo rechazo a esta sentencia en cuanto a que entendemos que los hechos no se produjeron tal y como en la sanción se relatan, y reiteramos que el propósito de aquellas frases fue la de denunciar un hecho completamente innecesario durante el transcurso de nuestro concierto”, escribió Rokavieja.

Liborio Ruíz dijo que acatará la sentencia, asumirá los cargos y procederá al pago de la sanción económica. “Tras ver que no podremos defendernos a través de las vías de la justicia, el grupo responde como mejor lo sabe hacer: a través de la música, con el último single titulado ‘’Nos Persiguen’, una canción en protesta por los hechos ocurridos”, puntualizó el grupo musical.