sábado, diciembre 16, 2017

Territorio ancestral Cerro Tijeras, un territorio en disputa



La comunidad manifiesta que la situación presentada no es nueva, ya estos hechos han ocurrido  antes de la constitución del resguardo,  y manifiestan que es debido a que este es un corredor estratégico para la economía ilegal que alimenta el poder militar de los diferentes grupos que se disputan el control del territorio y que coloca en alto riesgo la vida y tranquilidad de los habitantes.

Ellos traen a la memoria que  el 8 de diciembre del año 2000, por estas tierras camino el Bloque Calima y asesino a varios comuneros de esta zona y que termino con la masacre del Naya. También recuerdan la  oposición de la insurgencia frente la creación del cabildo y posterior constitución del resguardo, pero no es lo único, en el año 2011 murió un cabildante junto con tres estudiantes indígenas en una confrontación territorial entre estos grupos armados.

Además en este año fue asesinado un personaje en la finca del cabildo (denominado comandante Filemón) de lo cual tampoco hay suficiente información,  además de lo anterior en la zona hay munición sin explotar (comunidad el amparo), sumado a lo anterior el incremento de los cultivos ilícitos, la minería que incrementa los conflicto territoriales que causa una crisis social en la región.

Los hechos ocurridos el día jueves menciona la comunidad que a eso de las 10:30am se iniciaron las confrontaciones entre grupos denominado EPL y disidencia de la FARC en la comunidad del corregimiento de los Robles donde ocuparon las viviendas y las usaron como trincheras, lo cual ocasiono que la población de la zona saliera de sus casas buscando refugio y hasta el momento se encuentran desplazadas por temor a nuevos enfrentamientos.

Y en la Vereda Olivares

Se encontró a la orilla de carretera y al lado de una vivienda una camioneta cuatro puertas color gris de placas KIP 681 de Cali, la cual ha generado tensión porque se sospecha que este cargada de material explosivo y se desconoce el fin de abandono de este vehículo.

Frente a los hechos ocurridos, la Información que ha llegado a la comunidad sobre las seis personas  asesinadas son una mujer de nombre – VIVIANA TROCHEZ DAGUA que es materia de investigación entre las autoridades, el otro es proveniente de Bucaramanga,  dos occiso de nacionalidad venezolana y los otros dos cadáveres no tienen indagación. Y los habitantes  hace la aclaración que ninguna de las persona asesinadas hacen parte de comunidad indígena de Cerro Tijeras.

Pero no es lo único, la comunidad Indígena está preocupada por el tránsito y ocupación que están realizando grupos armado en el territorio y que se denominan pertenecer a las estructuras del EPL, ELN y disidencia de las FARC, los cuales están sobrepasando la autoridad de los cabildos de la región.

Por último, manifestaron que  algunos de estos hechos ni siquiera  han sido evidenciados ni mucho menos investigados por los diferentes entes gubernamentales y judiciales competentes, de tal forma que han quedado impunes y en el olvido.

Un integrante de la Comunidad nos hace un recuento histórico del conflicto armado que ha tenido que enfrentar esta comunidad indígena a lo largo de su lucha por defender la autonomía en su territorio.

Por: Programa de comunicaciones, Programa Defensa de la vida y los Derechos Humanos