lunes, enero 29, 2018

Bases de la UP en Rebelión frente a discursos lanzamiento FARC



Para Timochenko:

La Unión Patriótica no fue sometida a "exterminio" sino a genocidio político (según la legislación colombiana) o al delito de lesa humanidad denominado "persecución  de un grupo o colectividad con identidad propia fundada en motivos políticos, raciales, nacionales, étnicos, culturales, religiosos, de género definido en el párrafo 3, u otros motivos universalmente reconocidos como inaceptables con arreglo al derecho internacional, en conexión con cualquier acto mencionado en el presente párrafo o con cualquier crimen de la competencia de la Corte" (según en estatuto de Roma).

El "exterminio", expresión que usa Timochencko,  no está tipificado como delito en Colombia y en el Estatuto de Roma se tipifica de la siguiente manera: "El “exterminio” comprenderá la imposición intencional de condiciones de vida, entre otras, la privación del acceso a alimentos o medicinas, encaminadas a causar la destrucción de parte de una población."

Este error conceptual, imperdonable en quien pretende ser el primer presidente de izquierda de Colombia, contribuye a la impunidad ya que determina a que no se investigue un exterminio que no ocurrió ni el genocidio que no se menciona.

Es preciso, para no convertirse en cómplice, alejarse del lenguaje ambiguo y malintencionado de quienes desde  hace dos siglos controlan al estado colombiano y  que pretenden imponer  una  falsa "verdad"  y su consecuente impunidad.

Para Iván Marques:

El día en que los soldados, los policías y sus mandos sean los encargados de "llevar asistencia, desarrollo y progreso a los pobres del campo y de la ciudad" - como propone Marques - estaremos bajo una dictadura militar.  Los encargados de las políticas públicas jamás deberán actuar armados y quienes ejerzan el monopolio del uso de las armas en un estado realmente democrático jamás deberán estar involucrados en la política. "Soñamos trabajar unidos con nuestros antiguos adversarios en la guerra (los soldados, los policías y sus mandos) para llevar asistencia desarrollo y progreso a los pobres del campo y de la ciudad", dijo textualmente Marques. Este terrible desacierto ya lo había cometido Aida Avella, quien recién retornada al país manifestaba que no debería reducirse el ejército para que, sin desarmarse,  se dedicara a las obras públicas.  No imagino a los soldados con el fusil en una mano (la derecha) y la pala en la otra haciendo carreteras.

Lo que propone Marques es que el poder lo compartan los dos bandos que siempre han actuado armados,  pero ahora con uno de ellos desarmado;  y , lo más grave, excluyendo a los que nunca hemos empuñado un arma. Un modelo parecido llamado tramposamente "el binomio pueblo - fuerzas armadas" ya nos lo había propuesto  y ejecutado el dictador Rojas Pinilla, con las consecuencias ya conocidas.

Jorge I. Salcedo G.
Militante de base de "Bases de la UP en Rebelión"

Anexo los discursos

Discurso de Rodrigo Londoño en el lanzamiento de su candidatura presidencial AQUÍ


Intervención de Iván Márquez en el lanzamiento candidatura de Timo en Ciudad Bolívar AQUÍ