martes, enero 23, 2018

Clara López se baja de la consulta interpartidista y llama a ampliar la convergencia por la decencia



| Por: Nelson Lombana Silva |

La plazoleta Darío Echandía de la ciudad de Ibagué se llenó al tope para escuchar los planteamientos de los precandidatos presidenciales Gustavo Petro Urrego, Clara López Obregón y Carlos Caicedo. Miles de tolimenses venidos de los municipios más distantes asistieron para escuchar a los candidatos de la izquierda, los candidatos de la decencia.

El apoteósico acontecimiento político se desarrolló bajo un clima benigno y un entusiasmo fervoroso de los asistentes quienes corearon consignas de unidad para avanzar en Colombia y derrotar la indecencia y corrupción de los candidatos de la derecha y de la extrema derecha.

Sorpresivamente el precandidato presidencial Carlos Caicedo no intervino y la ex ministra Clara López Obregón anunció su retiro de la consulta interpartidista, según afirmó, para no cerrar la puerta a una convergencia mucho más amplia, capaz de derrotar la derecha y la extrema derecha.

“Debo decirles que al anunciar que no haré parte de la consulta interpartidista, lo hago con el ánimo de no cerrarle las puertas a una unidad mayor, en aras de la paz y el cambio social”, dijo durante su corta intervención.

Agregó: “La derecha quiere hacer trizas los acuerdos de paz. Que la división no vaya a quemar la paz en la puerta del horno. Yo me uno a ese grito de Petro presidente, pero Petro solo no la tiene garantizada, tenemos que ampliar el haz de voluntades. Esa es mi propuesta”.

Dijo que hay que sacar experiencias de los recientes resultados electorales presentados en el país de Chile, que la izquierda teniendo mayoría para ganar, por la división ganó el candidato de la derecha. También recordó cuando el liberalismo se dividió entre gaitanistas y turbayistas, facilitando el triunfo del conservatismo con Mariano Ospina Pérez, sanguinario gobierno de ingrata recordación.

Rechazó la campaña de que la unidad de la izquierda es frágil. “Yo pienso – dijo – que la identidad de nuestras ideas nos ha hecho muy buenos en la opinión pública, que uno de los candidatos de la izquierda democrática, Gustavo Petro, tiene y sigue encabezando las encuestas de opinión”.  

“Estamos en condiciones de buscar la gran convergencia que garantice de verdad la paz en Colombia. A esa convergencia es a la que le apuesto, la que convocamos con Gustavo Petro, cuando lanzamos la consulta interpartidista y por la cual tenemos que seguir luchando para que no se nos cuele por la división de los sectores democráticos, la derecha que quiere hacer trizas los acuerdos de paz”.

En síntesis, la ex ministra Clara López Obregón, persiste en la idea de ampliar la gran convergencia nacional contando con sectores más allá de la izquierda, sectores democráticos y sectores proclives a la defensa del proceso de paz concretado en la Habana y firmado en Bogotá. Aspira que candidatos como Humberto de la Calle Lombana y Sergio Fajardo contribuyan generosamente a la concreción de esa gran convergencia.

Por su parte, Gustavo Petro Urrego, dijo que su propuesta fundamental estaba basada en cinco puntos nodales: Salud, educación, ambiente, justicia y democracia. Dijo que el presupuesto de la nación sí alcanzaba siempre y cuando se manejara con transparencia.

Al apoyar la lista de la decencia, tanto a senado como a Cámara, Gustavo Petro, señaló enfáticamente: “Al congreso de la república fundamentalmente ha llegado, la representación de las organizaciones criminales más poderosas de Colombia. Son ellos, los que han hecho las leyes de este país. Son ellos desde ese poder de hacer la ley, los que en realidad han construido los caminos de la violencia, de la segregación social, de la injusticia en Colombia”.

Subrayó: “No le echen la culpa de la violencia al policía, al soldado o al guerrillero, todos ellos han sido jóvenes, en su mayoría en varias generaciones en Colombia, que simplemente fueron usados por el poder, un poder que mientras se hacía en los escritorios, en los lugares más cómodos del país, y en general fuera del país, ganando y amasando fortunas, robándose el estado, robándose los dineros que iban destinados a la comida de los niños, a las escuelas, a los hospitales, entonces, mientras ejecutaban el robo, le ordenaban a las juventudes populares de Colombia irse a las montañas a matarse entre sí”. 

Acompañaron a Gustavo Petro y a Clara López, la lista de la decencia a la cámara por el Tolima en su totalidad, lo mismo que varios candidatos al senado de la república, entre ellos, Aida Avella Esquivel, quien presidió varias reuniones en Ibagué antes de llegar a la plazoleta Darío Echandía.