martes, enero 30, 2018

Gérrimo, la FEUV y La Lechuza



| Por: Gustavo Vivas Rebolledo / NTC |

El fallecimiento de Gerardo Rivas Moreno, Gérrimo, el pasado 23 de enero en Bogotá, y la lectura de los hermosos escritos de mis hermanos -sus excuñados- Yolanda y Diego (enviado desde Toronto) y de Mateo y Camilo, hijos de Alejandra (desde París), leídos por su hija, mi querida sobrina, en el emotivo funeral, el 27, acompañada por Fabián y Sebastián, el nieto menor, familiares y amigas/os; así como de los artículos y mensajes recopilados por Gabriel Ruiz en el boletín digital NTC … (Nos Topamos Con … ), de Armando Barona, Carlos Jiménez, Elvira Alejandra Quintero, Fred Kaim,  Jaime Galarza, María Isabel Casas y Umberto Valverde, entre otras calificadas y apreciadas plumas, me han producido un intenso cruce de memorias, emociones y reflexiones del que quiero compartir el referido a un hecho muy significativo para mí y para los estudiantes de la Universidad del Valle en 1971-1972 vinculados a la FEUV:



La edición e impresión del libro Desarrollo Político del Movimiento Estudiantil, 1971-1972*, de cuyo alumbramiento colectivo -con la decisiva intervención de Gérrimo- se ofrecen algunos detalles en el anexo de estas palabras ilustradas (con imágenes) de mi despedida-homenaje al caminante editor, al amigo caminante y compañero de caminos en las encrucijadas calmas o turbulentas, luminosas u obscuras y, en cualquier caso, plenas de contra-dicciones, pro-dicciones y pre-dicciones, de los/as jóvenes de los años 60 y 70 en Cali y en toda Colombia, herederas/os de las primaveras, veranos, otoños e inviernos de 1968 en Francia, Cuba, China, Checoeslovaquia, México, Estados Unidos, Vietnam o África; pero también y en otras fechas, de Sogamoso, Tuluá, Buenaventura o Tunía[1].

Pues entre los contextos de aquella época brilla el boom editorial y librero formal o informal, legal o pirata, que con nombres zoológicos (del Zancudo a la Lechuza y de la Oveja Negra al Alacrán) y muy diferentes destinos (de necrológicos a multinacionales), acompaña en varias ciudades colombianas elboom literario latinoamericano, con expresiones nacionales que Gérrimo destaca o descubre en su pionera antología de Cuentistas Colombianos (Editorial El Estudiante, 1966). Estos booms están acompañados en Cali por el cinematográfico, liderado por Andrés Caicedo, Luis Ospina, Carlos Mayolo, Ramiro Arbeláez y Jaime Acosta y, si se me permite la herejía, por el de importantes movimientos sociales y políticos (obrero, campesino y estudiantil), sin excluir, por supuesto, el guerrillero que se cocinaba con ardor en las mesas de muchas cafeterías y en la trastienda de algunas librerías, como La Lechuza.

Y me refiero a esta porque fue el breve pero dinámico emprendimiento[2] que pude conocer de cerca a pesar de vivir en Bogotá (de 1973 a 1978), al estar vinculada al mismo mi hermana Nydia, entonces casada con Gerardo Rivas, con quien tiene una preciosa niña, Alejandra, en 1975. Constituyeron untándem que a mi parecer y el de mucha gente -que es parcial y puede no ser coincidente con el de otras personas-, era promisorio en el negocio de los libros porque si Gérrimo era el promotor de elevadas iniciativas, Nydia era la encargada de aterrizarlas, de registrarlas, de contabilizarlas. Yolanda les colaboraba -con un pequeño pero digno pago- en las tardes libres de universidad; y Nelly fue asidua contertulia en la trastienda desde su regreso a Colombia en 1974. En La Lechuza se habrá podido hablar de literatura, de cine, música, historia, política, amor o poesía; pero también del M-19, del ELN, el EPL o las FARC…

El eficaz reparto de roles entre Gérrimo y Nydia en La Lechuza se ilustra en hechos concretos como, por ejemplo: Si la librería consigue ser distribuidora exclusiva en la ciudad de las revistas chinas o del primer número de Alternativa[3], por los contactos políticos de Gerardo; inicia su internacionalización(artesanal) con las cajas de libros que Nydia llevaba en bus para vender en Ecuador con el talento negociante e inversor de la única hija de las/os habidas/os en el matrimonio de D. Tomás y Dña. Rosmira que lo hereda del padre y sabe cultivarlo con el acierto que sigue dando frutos décadas después:

Recientemente jubilada de una entidad pública francesa, en la que ejerce durante 35 años como Trabajadora Social[4], con cuyos rendimientos salariales cuida y educa a su hija (apoyando ahora también a sus nietos), consigue su propio piso en Paris y uno de renta en Cali y ayuda al padre de Aleja hasta el último instante.

Es posible que pocas personas fuera del círculo familiar y de amigas/os más próximas/os de Gerardo Rivas Moreno conozcan una situación de sus últimos y duros días en Bogotá, en la pobreza material más tremenda  pero pletórico de sueños editoriales y con el haber de sus licencias vitales y las maravillosas vacaciones ofrecidas a su hija y nietos en Colombia, como han puesto de presente algunos de los escritos publicados.

Pero creo que lo debo contar como hermano de Nydia, como tío de Alejandra y como amigo deGérrimo, convencido de que cuando se hace memoria de alguien tan valioso como el hijo de D. Gerardo y Dña. Mercedes, nacido en Sogamoso, el 25 de septiembre de 1940, cabe  mirar a su entorno para distinguir personas valiosas que le han acompañado en determinados momentos o tramos de su camino. Veamos:

Alejandra había conseguido un lindo y cómodo refugio para que su padre pudiese desarrollar en Francia el último proyecto que le obsesionaba: Un catálogo bolivariano global que completaría su magno empeño de difusión del pensamiento y obra de Simón Bolívar, el Libertador.  Había conseguido una cabaña a diez minutos a pie desde su casa cerca de Burdeos; y Nydia le había comprado el billete de avión.

La fecha del viaje era el 16 de marzo, pero la inevitable e inflexible parca se adelantó y se llevó antes aGérrimo a la desconocida encrucijada a la que llegan/llegamos algún día no sólo los zancudos, las lechuzas, las ovejas o los alacranes; sino los erizos y zorros que, según Isaiah Berlin, formamos parte de la especie Homo Sapiens que analiza Yuval Noah Harari, con una reciente corrección de fechas: La especie que arrasó a los Neandertales y que ahora puede acabar o salvar al planeta, salió de África 60.000 años antes de los considerados por el doctor en Historia y profesor de la Universidad Hebrea de Jerusalén.

Muchas gracias, querido e incansable caminante editor; y paz en tu tumba.

(*) Valencia, España, 29 de enero de 2018 - NTC ... agradece al autor su aporte y la autorización para publicarlo.

----

[1] En estas encrucijadas vienen buceando desde hace varios meses Oscar Calvo e Ingrid Bolívar, doctores en Historia y profesores en la Universidad Nacional (sede de Medellín) y Los Andes respectivamente; con rigurosa consulta de archivos (universitarios, policiales, públicos y privados) ehistorias de vida de diferentes protagonistas y espectadores/as, para la composición de un libro de textos y contextos que han titulado justamente Cali 1971.

[2] Que nace en 1973, el mismo año de la publicación del libro de la FEUV, y muere en 1977, el mismo del suicidio de Andrés Caicedo; una coincidencia temporal cuya casualidad o causalidad históricas nos podrían ayudar a dilucidar Oscar e Ingrid.

[3] Revista liderada por Gabriel García Márquez y Enrique Santos Calderón, en la que participan Antonio Caballero, Bernardo García, Jorge Restrepo, Carlos Vidales y José Vicente. Kataraín, entre otros reconocidos periodistas de la época; e intelectuales de izquierda, como Orlando Fals Borda. Su primer número salió en febrero de 1974.

[4] Con título de la Universidad del Valle que obtiene después de salir de la cárcel (donde pasa dos años por razones que comenta Fred Kaim en su despedida-homenaje a Gérrimo), con el estímulo de profesores feuvianos como Adolfo Álvarez.

------------------------

* Desarrollo Político del Movimiento Estudiantil

FEUV 1971-1972


 


La edición del libro -concebido como Informe y del cual se adjunta copia escaneada de la portada (diseñada por Luis Fernando Ramírez, el paisa), la contraportada, dedicatoria (propuesta por Gérrimo) y crédito de imprenta-, se decide en el Comité Ejecutivo de la FEUV en noviembre de 1972, después de que el presidente, Gustavo Vivas, hubiese sido expulsado de la Universidad por Resolución 002 del Consejo Superior de 24/10/1972. Los originales, seleccionados entre centenares de documentos según criterios que se explican en el Prólogo (A manera de) titulado Dos contrastes[1], fueron enviados a Bogotá, donde entonces vivían Gerardo Rivas y Nydia Vivas quienes, con Yolanda y otras/os compañeras/os y amigas/os, se habían ofrecido a colaborar gratuitamente con la edición del libro -de urgencia-, con el objetivo de tenerlo en Cali para el 26 de febrero de 1973. En el telegrama adjunto -de las 17:53 h del 6 de febrero de hace 45 años-, Gérrimo me notifica que el cheque de la FEUV (de 1.000 pesos) para abonar a la imprenta (Herrera Hnos.) no tenía fondos y que volvería a consignarlo pues sin el abono no había libro.

Como en tantas otras circunstancias, la generosa ayuda de mi padre, D. Tomás, fue decisiva; en este caso para salvar el impasse de una organización estudiantil universitaria a la cual pertenecía su hijo y a la cual le habían sido bloqueados injustamente sus fondos.

Se editaron 3.000 ejemplares; el 26 de febrero se presentó en la plazoleta de Ingeniería de Univalle -sede de Meléndez- y se vendió en librerías de Cali como La Lechuza. Este libro no suele incluirse en el más de un centenar de títulos sacados a la luz por el caminante editor. Pero en mi memoria, valorando muchos de ellos -varios en la biblioteca de mi casa en Valéncia-, el que guardo como gran tesoro y agradeceré siempre -como tantos/as feuvianos/as- a Gerardo Rivas Moreno, es el titulado Desarrollo Político del Movimiento Estudiantil, FEUV 1971-1972. Gracias renovadas, Gérrimo!!!




________________________________________

[1] El Informe consta de la recopilación y ordenamiento de los principales materiales disponibles salidos del Comité Ejecutivo, Comité de Huelga, Asambleas y Encuentros Nacionales. Por razones de agilidad, finalidad y costo de la edición se han omitido todos los comunicados de cursos de facultad, resoluciones de asambleas y consejos, los comunicados que ratifican puntos ya expuestos y los materiales reproducidos por la FEUV.