domingo, enero 14, 2018

La manipulación de elecciones de las derechas latinoamericanas



La agencia de noticias Bloomberg efectuó una entrevista a un hacker colombiano, condenado por espionaje y alteración de campañas electorales. En Cómo un Hacker gana una elección (1) Andrés Sepúlveda menciona como trabajó junto a J.J. Rendón en la manipulación de la opinión pública para que las derechas lleguen al poder en diversas elecciones.

¿Quién es J.J. Rendón?

Según una investigación del Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (CELAG) en “Radiografía de dos asesores clave en la construcción de los liderazgos de las Derechas del siglo XXI” (2), Juan José Rendón es un asesor de las derechas que trabaja para gobiernos de América Central y el norte de América del Sur. Actualmente radicado en Miami, EEUU, es uno de los mayores enemigos del gobierno de la República Bolivariana de Venezuela según declaraciones del fallecido Hugo Chávez. Asimismo, J.J. Rendón, tiene lazos estrechos con Jaime Duran Barba, asesor estrella de Mauricio Macri. Durante 2014 Rendón fue acusado de recibir U$S12 millones de narcotraficantes para interceder ante el gobierno de Colombia. Por esta situación, renunció a la campaña por la reelección de Juan Manuel Santos y en 2016 EE.UU. le otorgó asilo político.

¿Cómo manipular las redes sociales?

Los equipos de Sepúlveda como informa Bloomberg, trabajaron en las elecciones presidenciales de Nicaragua, Panamá, Honduras, El Salvador, Colombia, México, Costa Rica, Guatemala y Venezuela. Peña Nieto, actual presidente de Méjico se menciona como uno de sus empleadores y se indica que el monto abonado en las últimas elecciones asciende a U$S600.000.

Según declara Sepúlveda, escribió un software, llamado Depredador de Redes Sociales, para administrar y dirigir un ejército virtual de cuentas falsas de Twitter. Con estas cuentas falsas podía dirigir las conversaciones masivas de Twitter y generar opiniones contrarias hacia un candidato o favorables a otro.

Actualmente la manipulación de la opinión pública no es solo de los medios masivos de comunicación, con la revolución de las redes sociales, es posible generar una opinión pública a partir de la interacción de miles de perfiles creados para este fin. Si se ingresa a los Trending Topic por ejemplo de Argentina, es posible ver como muchas opiniones favorables al gobierno de Mauricio Macri son por usuarios sin imágenes reales de personas, no obstante; gracias al uso de las mismas palabras un usuario real verá la información vertidas por estas cuentas ficticias.

Fallo contra Duran Barba en Argentina por manipulación en una elección

En el año 2012 la jueza federal con competencia electoral Maria Servini de Cubría, procesó a Duran Barba y dos de sus asesores por violar el artículo 140 del Código Electoral. Este fallo fue por las elecciones para Jefe de Gobierno del año 2011, donde a partir de una encuesta ficticia se vinculó al candidato del FVP Daniel Filmus con el sindicalista Hugo Moyano, y Sergio Schoklender. En su fallo la jueza expresa que hay “una clara intencionalidad de sobrepasar el pequeño ámbito de la elecciones local de autoridades vecinales, para lograr influir en la intención de voto del electorado a nivel de la próxima elección presidencial” asimismo “Los nombrados organizaron y realizaron una campaña tendiente a inducir el voto mediante engaños, a una cantidad indeterminada de ciudadanos”.

La campaña fue enviada a unos 600.000 usuarios telefónicos tanto en la Ciudad de Buenos Aires como en el conurbano bonaerense, asimismo la campaña fue acompañada por menciones en la red social Twitter. La justicia resolvió en forma posterior que la causa debía ir al fuero de la Ciudad de Buenos Aires y no al fuero nacional. La misma recayó en el fiscal interino de Buenos Aires Martín Garcia Berro, ligado al ex fiscal general de Buenos Aires y actual Ministro de Justicia, German Garavano.

Los casos de Brasil, Honduras y Paraguay: Golpes palaciegos

La construcción de subjetividad con los medios masivos de comunicación y las redes sociales no alcanzó a las derechas en algunos casos para obtener triunfos electorales. Las prácticas democráticas de estos países difieren en las formas, pero no en la efectividad. En los últimos años, gobiernos electos a partir del voto popular fueron destituidos mediante golpes institucionales. Sectores políticos alineados con las derechas y grandes empresarios utilizaron herramientas constitucionales para lograr deponer los gobernantes por políticos afines.

Notas: