jueves, febrero 22, 2018

Las luchas del magisterio requieren una nueva dirección sindical



«Sin una organización dirigente, la energía de las masas se disiparía, como se disipa el vapor no contenido en una caldera. Pero sea como fuere, lo que impulsa el movimiento no es la caldera ni el pistón, sino el vapor.»


(León Trostky – Historia de la Revolución Rusa)


Cada día crece la crisis social y ambiental, con mayor impacto en los países dependientes, engendrada por el capitalismo como sistema inhumano y depredador a través del modelo neoliberal aplicado en Colombia, que ha mercantilizado la educación, la salud, y otros servicio que antes cumplía el Estado.

Para los socialistas la lucha del magisterio ha sido permanente en el país, en contra de las políticas neoliberales aceptadas en educación por los gobiernos Colombianos a través de los organismos internacionales como OCDE, banco mundial, FMI, OMC, y con mecanismos con tratados como el TISA que regula el comercio de servicios.

Solo con la movilización permanente, la concientización de las bases magisteriales se podrá recuperar la razón de ser de los sindicatos filiales y de la Federación Colombiana de Educadores (FECODE), derrotar las imposiciones neoliberales y alcanzar las conquistas democráticas por una sociedad más justa, democrática y socialista, a través de la Huelga General.

La burocracia sindical a desviado la razón de ser de la FECODE, al querer perpetuase en el poder utilizando mecanismos antidemocráticos como lo expresaron el XX congreso de federación realizado en Medellín, a pesar de que aprobaron las elecciones para un “nuevo ejecutivo”, las maquinarias ya están trabajando con la compra de conciencia y engaños a las bases magisteriales del país.

El actual Comité ejecutivo FECODE, junto con la mayoría de la Junta Nacional, ya perdieron el concepto de directivos y de líderes, no están interesados en reunificar la organización nacional y sus sindicatos filiales, que constituyen un patrimonio histórico de las luchas del magisterio colombiano. Mantener la división y la dispersión orquestada por los gobiernos neoliberales de los últimos 20 años, así como el odio sembrado en las filas  de los docentes 1278, sirven a los intereses burocráticos de los grupos y partidos que mantienen el control de la federación para ponerlo al servicio de sus intereses y aspiraciones personales y políticas en la coyuntura electoral que se avecina.

Los /as docentes socialistas llamamos al magisterio colombiano, a los grupos y corrientes políticas y sindicales clasistas, democráticas, a fortalecer y organizar en las diferentes la COALICIÓN CLASISTA DE BASE Y SECTORES EMERGENTES, (convergencia iniciada en la ADE en la última elección efectuadas en noviembre del año anterior) sobre la base de un gran acuerdo nacional POR LA RECOMPOSICIÓN DE FECODE Y SUS SINDICATOS FILIALES al servicio de las luchas y las aspiraciones de la totalidad del magisterio colombiano.

Los objetivos de lucha que proponemos son los mismos que  movilizaron al magisterio y a la comunidad educativa en general en el paro pasado; a los cuales debemos agregar la lucha contra la mal llamada evaluación de Carácter Diagnostica Formativa –ECDF-(como primer punto), por ser un obstáculo para la dignificación de la profesión docente y es  rechazada por los  docentes del 1278, además la lucha por un Estatuto Docente que adopte los criterios de títulos docentes, tiempo de servicio y producción académica, para permanecer en el ejercicio de la profesión y ascender en el escalafón con criterio real de dignificación de la profesión y de formar un pensamiento crítico y libertario.

Ante el llamado de una jornada nacional de protesta de 24 horas el  próximo 21 de este mes  ante el incumplimiento de los acuerdos pactados en el PARO DE MASAS DE LA COMUNIDAD EDUCATIVA el año pasado, incumplimiento que es una características de los gobiernos neoliberales, que también se demuestra ante los acuerdos de Paz firmado con la Farc.

Esta jornada de protesta, significa tomarnos carreteras, calles y plazas públicas de las principales ciudades del país, para exigir:

1. La derogatoria de la ECDF.

2. En salud, exigir que se considere universalmente como un derecho humano fundamental por encima del lucro para acabar con la intermediación en la salud y unir al pueblo colombiano por la derogatoria de la Ley 100, así como la lucha por la recuperación y desarrollo de la red pública hospitalaria pública. Desde ya preparar una HUELGA GENERAL del sector educativo y de salud.

3. La defensa de las libertades democráticas. NO MÁS asesinatos de dirigentes sociales y políticos.

4. La exigencia del cumplimiento al acuerdo MEN-Fecode, en junio de 2017, en sus ocho puntos básicos.

POR LA DIGNIFICACIÓN DE LA PROFESIÓN DOCENTE
¡BASTA YA DE ECDF Y ESTATUTO ÚNICO DESDE LAS BASES!

¡Por la reunificación de FECODE y sus sindicatos filiales para que sea más independiente del estado, clasista, critica, incluyente y democrática!

COALICIÓN CLASISTA DE BASE Y SECTORES EMERGENTES
¡UNIDAD, ORGANIZACIÓN Y LUCHA!