lunes, marzo 12, 2018

Candidato de Uribe y exalcalde de Bogotá se enfrentarán en presidenciales en mayo



Un total de 9.307.699 votos (con el 99,41% de mesas escrutadas) en las consultas interpartidistas en Colombia lanzaron al candidato de derecha Iván Duque y al izquierdista Gustavo Petro a la cabeza de la contienda presidencial que se realizará el próximo 27 de mayo en el país.

Duque, el candidato del partido Centro Democrático (que dirige el expresidente Álvaro Uribe), lideró así una coalición de la derecha conformada también por la exministra de Defensa Martha Lucía Ramírez (respaldada por el expresidente conservador Andrés Pastrana) y el exprocurador Alejandro Ordóñez.

Se cierran las urnas en comicios legislativos e interpartidistas en Colombia

El candidato de Uribe se hizo así con 4.028.535 votos (67,72%), por delante de la exministra de Defensa Ramírez, que obtuvo 4.028.535 votos (25,81%), mientras que Ordóñez, por su parte, obtuvo 384.030 votos (6,45%).

Según la alianza establecida entre ellos, el segundo candidato con mayor votación, en este caso Ramírez, será la fórmula vicepresidencial del ganador, mientras que el tercero en votación (Ordóñez) será el jefe de debate de la campaña presidencial.

Entre tanto, la consulta de la izquierda fue ganada por el exguerrillero y exalcalde de Bogotá Gustavo Petro, con 2.844.817 votos (84,68%), por delante del también izquierdista Carlos Caicedo, que alcanzó 514.382 votos (15,31%).

Sin embargo, Petro aún no define quién será su fórmula vicepresidencial.



Jornada empañada

La jornada electoral, que inició a las 08.00 hora local (13.00 GMT) y cerró a las 16.00 horas (21.00 GMT) estuvo empañada por la falta de tarjetones para las consultas interpartidistas de la derecha en 26 puestos de votación del país, por lo que el registrador nacional, Juan Carlos Galindo, autorizó a los ciudadanos sufragar con fotocopias firmadas por los jurados de votación.

Elecciones en América Latina 2018: Colombia ante un desafío sin precedentes

Al respecto Petro denunció que "los tarjetones de la consulta de la izquierda también se agotaron" y consideró que estos hechos, junto co otros, le permiten afirmar "que el Gobierno de Juan Manuel Santos" no le da las garantías a su campaña.

De igual modo agregó: "Lo más grave de todo es que nadie tiene la certeza de que los datos de la Registraduría sean ciertos".

El Gobierno, por su parte, señaló que la responsabilidad de lo ocurrido con los tarjetones es de la Registraduría (entidad que organiza las elecciones en el país).

"Frente a la dificultad que se ha presentado con las tarjetas electorales de una de las dos consultas interpartidistas que han sido convocadas para el día de hoy, se dispusieron de recursos para quince millones de tarjetas electorales para cada una de las consultas, es decir, se contaron con 30 millones de tarjetas para las consultas y nos parecen suficientes", dijo a los medios el ministro del Interior, Guillermo Rivera.

La declaración se dio luego de que Galindo señaló que las tarjetas se agotaron a media jornada porque el Ministerio de Hacienda no otorgó mayores recursos para realizar una mayor impresión de formularios.

Al respecto, el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, se defendió y dijo que "el presupuesto que se aprobó para las consultas en esta jornada electoral fue de 26.400 millones de pesos (unos 8,48 millones de dólares), muy superior al presupuesto de hace cuatro años para las consultas que se hicieron el día de las elecciones al Congreso, que fue inferior a 15.000 millones de pesos (unos 5,17 millones de dólares)".



Legislativas

Aunque los comicios legislativos en Colombia han sido marcados históricamente por una abstención del 50%, hoy ese porcentaje se redujo de manera importante debido a que las consultas interpartidistas concitaron la atención en la jornada, para la cual se convocaron a más de 36 millones de colombianos aptos para votar.

Duque oficializa a exministra de Defensa de Colombia como vicepresidenta

El partido derechista Centro Democrático (CD), que lidera el expresidente Álvaro Uribe, se hizo con la mayoría de los escaños en el Senado.

Según la Registraduría, a las 23.00 hora local (04.00 GMT del 12 de marzo) se había escrutado el 97,07% de los votos para Senado y logrado determinar que el CD se hizo con 2.475.878 sufragios (16,45%), lo que le otorga 19 escaños en esa corporación.

Por su parte, el también partido derechista Cambio Radical, del exvicepresidente Germán Vargas Lleras, logró 2.110.283 votos (14,02%), lo que le permite contar con 16 curules en el Senado.

Mientras, cuatro puestos por detrás de Cambio Radical se ubicó el partido de centro izquierda Alianza Verde, que logró hacerse con diez curules en Senado tras obtener 1.305.042 votos (8,64%), seguido por el izquierdista Polo Democrático, que logró cinco curules tras obtener 729.700 votos (4,83%).

Ese resultado fue seguido por la también izquierdista Coalición Lista de la Decencia (que encabeza el exguerrillero y candidato presidencial Gustavo Petro), que alcanzó cuatro escaños tras lograr 519.799 votos (3,44%).

FARC, en los comicios

La novedad de la jornada la constituyó la aparición de la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC, izquierda), partido político surgido tras la disolución de la guerrilla y que participó en los comicios pese a contar de manera directa con cinco escaños en Senado y otros cinco en la Cámara como resultado del Acuerdo de Paz con el Gobierno.

Presidente colombiano subraya elecciones en paz y con participación de la FARC

Escrutado el 97,69% de las votaciones para Senado, la FARC sólo obtuvo 51.939 sufragios (0,34%), lo que no le alcanzó para obtener más de los cinco escaños asignados a esa corporación, mientras que los resultados para Cámara aún no son consolidados.

Debido a la asignación de esos diez escaños para la FARC en el Congreso, así como a la implementación de una nueva norma denominada Reforma del Equilibrio de Poderes, que le otorga una curul en el Senado al candidato presidencial que saque la segunda votación en las elecciones de mayo próximo y otro escaño en Cámara a su fórmula vicepresidencial, el Senado pasará de tener 102 a 108 legisladores, mientras que la Cámara pasará de 166 diputados a 172.

En el extranjero

La Cancillería de Colombia informó que en diferentes países del mundo los colombianos pudieron votar con normalidad desde el 5 hasta el 11 de marzo, aunque señaló que en varios lugares también se agotaron los tarjetones para la consulta interpartidista.

"Las elecciones en los puestos de votación habilitados en el exterior transcurrieron sin contratiempos, se presentaron algunas eventualidades en Tampa, West Palm Beach y Sarasota, en Florida, Estados Unidos, donde se acabaron los tarjetones para las consultas interpartidistas, pero de inmediato los cónsules activaron un plan de contingencias", señaló la Cancillería en un reporte.

En total, 1.175 mesas fueron habilitadas en 69 países, precisó la Cancillería.

Seguridad

Para garantizar la seguridad de los comicios en Colombia, el Gobierno central ordenó el cierre de todos los pasos fronterizos terrestres y fluviales desde el 8 hasta el 11 de marzo, los cuales fueron reabiertos una vez terminó la jornada.

Colombia denuncia ataques informáticos previo a comicios legislativos

Asimismo, la policía y las Fuerzas Militares pusieron en marcha el denominado Plan Democracia, por medio del cual 280.000 hombres garantizaron la seguridad en el país durante la realización de los comicios.

Según el ministro Rivera, "estas fueron las elecciones más seguras en la historia de Colombia" debido a que la antigua guerrilla de las FARC participó en los comicios como partido político y a que el grupo insurgente del ELN decretó un cese del fuego unilateral desde el pasado viernes hasta el martes.

Tales hechos, precisó Rivera, permitieron aumentar "significativamente la participación" de los ciudadanos en los comicios.

Los mismos estuvieron supervisados por la Misión de Observación Electoral Internacional (MOEI), formada por 108 delegados de la Unión Europea, el Parlamento Andino, la Unión Iberoamericana de Autoridades Electorales, el Parlamento de Mercosur, Unasur y la OEA.