lunes, marzo 12, 2018

Mal comienzo para las FARC en la vía electoral: Obtuvo 52 mil votos



El Partido FARC, nacido tras la desmovilización de esa guerrilla, sufrió hoy un dura derrota en las elecciones legislativas, su primera cita con las urnas en las que conseguía 52.532 votos (0,34%) para el Senado.

La Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC) quedaba así como el decimocuarto partido más votado a la Cámara Alta, muy lejos del primero, sus grandes detractores del Centro Democrático uribista.

El resultado fue peor para la Cámara de Representantes con 30.643 votos, el 0,22 % del total, lo que le ubica en la vigésima posición entre los partidos que comparecen a ese órgano de circunscripción territorial.

Sin embargo y pese a este resultado, la FARC contará con diez asientos en el Congreso, cinco en el Senado y cinco en la Cámara en virtud del acuerdo de paz que les garantiza esos escaños durante dos legislaturas consecutivas.

Los hoy senadores ven su incursión en la política como un primer paso a la democracia en Colombia.

Más que los votos obtenidos, que como previeron las encuestas fueron pocos –85.134 con el 98,82 por ciento de las mesas contadas en Senado y Cámara–, la Farc celebró este domingo que los miembros del partido pudieran ejercer su derecho a votar por primera vez en sus vidas, como en el caso de Pablo Catatumbo, o tras muchos años de no hacerlo, como en el caso de Iván Márquez: luego de 30 años.

Con menos del 1 por ciento de la votación, para la Farc quedó claro que Colombia aún se resiste a aceptarlos en la política y que el partido tiene por delante una tarea larga para conseguir un lugar entre el electorado.

Sin embargo, tanto Catatumbo y Márquez como Carlos Antonio Lozada consideraron su debut en la política legal como un paso importante para la ampliación de la democracia en Colombia, uno de los objetivos del acuerdo final de paz que las antiguas Farc firmaron con el presidente Juan Manuel Santos el 24 de noviembre del 2016.

“Es la primera vez en mi vida que yo voto, y lo hago por la paz”, dijo Catatumbo tras depositar los tarjetones para el Congreso en una urna de la sede de la Imprenta Nacional, en el occidente de Bogotá.

Él, Márquez, Lozada, Victoria Sandino y Sandra Ramírez –quien fue la compañera de Manuel Marulanda hasta su muerte– ocuparán las cinco curules que el acuerdo de paz le garantiza a la Farc en el Senado a partir del 20 de julio.

Este domingo, muy temprano, a las 8:17 de la mañana, Márquez, quien encabezaba la lista cerrada de la Farc a esa corporación, llegó a votar al salón comunal San Antonio, en el sur de la capital. Estaba custodiado por al menos 20 policías y una docena de escoltas.

Notablemente emocionado, habló de lo que significaba para él votar tras el fin de medio siglo de guerra. “No pensé que esto se fuera a dar tan pronto. Debemos reconocer que se da gracias al acuerdo de paz de La Habana, del que esperamos que todos los colombianos tomen conciencia”, anotó al referirse a la incursión definitiva de la Farc en la política legal.

Otro de los exjefes guerrilleros emocionados con lo que estaba ocurriendo fue Lozada, quien acudió a las urnas con su compañera sentimental y la pequeña hija de los dos, nacida tras la firma del acuerdo de paz.

“Pese a todas las dificultades que ha tenido la implementación de los acuerdos, poco a poco se están generando condiciones distintas en Colombia. Aspiramos a que este sea un paso para que se profundice la democracia”, afirmó Lozada luego de votar en el barrio Bosque Popular, en el occidente de Bogotá.

También por los acuerdos de paz, este partido tiene 5 curules aseguradas en la Cámara, que serán ocupadas por los exguerrilleros Marco León Calarcá, Jesús Santrich, Byron Yepes, Olmedo Ruiz y Jairo Quintero.

La incursión de la Farc en la política electoral fue destacada por medios internacionales como uno de los hechos más importantes de la jornada.

Pero su historia es muy distinta a la del M-19, que el 11 de marzo de 1990, en sus primeras elecciones legislativas y regionales, obtuvo 2 curules en la Cámara por votación, 80 mil votos para la Alcadía de Bogotá y 20.000 para la Alcaldía de Cali.