miércoles, mayo 09, 2018

Asesinan otro integrante de Ríos Vivos Antioquia



En menos de ocho días, al tanto que no se da solución a los derrumbes generados por Hidroituango

El Movimiento Ríos Vivos Antioquia y el bajo cauca antioqueño nuevamente están de luto. En la tarde del 8 de mayo, en el sector del pescado, Puerto Valdivia, Antioquia, mientras ejercían su labor de barequeo les fue arrebatada la vida a nuestro compañero, Luis Alberto Torres Montoya de 35 años de edad, quien parte dejando su esposa y tres hijos, él pertenecía a la Asociación de pequeños mineros y Pesqueros de Puerto Valdivia - AMPA articulada al Movimiento Ríos Vivos y a su hermano de 20 años Duvian Andrés Correa Sánchez.

Este hecho nefasto se produce a menos de ocho días del asesinato de nuestro compañero Hugo Albeiro en jurisdicción del mismo municipio y en momentos en que las comunidades se encuentran preparando una nueva jornada de movilizaciones de protesta en procura de que EPM reconozca las nuevas afectaciones que ha traído a la zona, con su proyecto Hidroituango, a partir de la reducción drástica de las aguas abajo del muro de la represa, tras los derrumbes que han taponado el paso de las aguas y tras generar pánico y zozobra sobre la población.

Esperamos que ante estos hechos la actuación de la Policía de Antioquia no se enfoque en demeritar y desconocer el trabajo de liderazgo y defensa de derechos humanos y ambientales que ejercemos todos y todas las integrantes de Ríos Vivos; en su lugar, esperamos una actuación decidida por atender la complejidad del contexto social del bajo cauca y demás regiones, que por medio de asesinatos selectivos cada día cobra la vida de un inocente más, de un agricultor más o de barequeros y pescadores comprometidos con la defensa de la vida y su territorio.

Requerimos por enésima vez que el ministerio del interior atienda nuestro llamado para poner en marcha el Plan de Protección y Prevención colectiva del Movimiento Ríos Vivos.

Requerimos con urgencia que la ANLA se pronuncie sobre la visita técnica de emergencia realizada al proyecto Hidroituango tras la obstrucción de los túneles generados por el proyecto mismo.

Requerimos que la Gobernación de Antioquia, mayor inversionista del proyecto, cumpla con los compromisos pactados con Ríos Vivos en el marco de la mesa para solución de conflictos minero energéticos.

Requerimos a la Procuraduría investigue la actuación de funcionarios e instituciones que han incumplido sistemáticamente acuerdos con Ríos Vivos Antioquia que si se les hubiera dado tramite respectivo pudieron haber evitar las catástrofes que hoy padece la región y la nación entre ellos Gobernación de Antioquia, Alcaldía de Valdivia, ANLA y AUNAP. También solicitamos que la Procuraduría Ambiental investigue con celeridad los hechos ocurridos en torno a los derrumbes, desecación de caudal, planes de contingencia que han dado lugar a la emergencia social, económica y ambiental en el área de afectación de Hidroituango. Es necesario un llamamiento público por parte de este ente de control

Los dos integrantes de Ríos Vivos fueron asesinados sin ser reconocidos como afectados por Hidroituango, sin obtener una caracterización socioeconómica. Urge que EPM revise sus procedimientos y establezca un conducto de reconocimiento acorde con las realidades socioculturales de la zona y las secuelas del conflicto armado en la zona.

Estos asesinatos y la impunidad que venimos observando opacan los esfuerzos de construcción de paz territorial con la cual estamos comprometidos todos los movimientos sociales de Colombia. Por tanto, hacemos un llamado al gobierno nacional para atender y detener el asesinato de líderes y lideresas en Colombia.

Hacemos un llamado a las organizaciones nacionales e internacionales para seguir expresando  su solidaridad con nuestro movimiento, con los familiares de las víctimas y les animamos para que sigan exigiendo la pertinente actuación del Estado y sus instituciones.

Que la paz, no nos cueste la vida

!AGUAS PARA LA VIDA, NO PARA LA MUERTE!
Movimiento Ríos Vivos