martes, mayo 15, 2018

Israel masacra a decenas de palestinos en la víspera del 70 aniversario de la Nakba



Más de 40 palestinos muertos y 2.000 heridos es el balance provisional tras la represión por parte del Ejército israelí de una manifestación en Gaza en protesta por la inauguración de la embajada estadounidense en Jerusalén.

[Actualización, 15 de mayo a las 11h: el número de muertos asciende a 58 y el de heridos a más de 2.700]

La cifra es provisional y aumenta a cada minuto. Cuarenta y un palestinos de la Franja de Gaza han sido asesinados hoy por el Ejército israelí en un día de protestas generalizadas contra el traslado de la embajada estadounidense desde Tel Aviv a Jerusalén, en la víspera del 70 aniversario de la creación del Estado de Israel, la Nakba (catástrofe) para los palestinos.

La cifra de heridos era, a la hora de publicar esta noticia, de 2.000 personas, casi la mitad por arma de fuego, y el resto por gases lacrimógenos y balas de goma. Decenas de personas se encuentran en estado muy grave o crítico, por lo que se espera que la cifra de muertos siga aumentando a lo largo del día.

El ataque israelí se ha producido al mediodía, cuando 35.000 personas se manifestaban en dirección al muro israelí que aísla la Franja en otra Gran Marcha del Retorno, que se llevan celebrando desde el Día de la Tierra Palestina, el 30 de marzo, y que reivindica el regreso de los millones de refugiados palestinos a sus tierras y hogares. Desde este día, Israel ha matado a un centenar de personas en la franja, y varios centenares desde que se anunciara a finales del año pasado la intención estadounidense de trasladar su embajada a Jerusalén.

Además de reprimir la manifestación con munición real, el Ejército israelí ha bombardeado los locales de Hamás en el norte de Gaza, provocando varios muertos. Los hospitales de Gaza se encuentran colapsados por la afluencia de heridos.

También en Cisjordania se han producido manifestaciones contra la inauguración de la embajada estadounidense en Jerusalén, que se produce después de que Trump decidiera, despreciando la legislación y el consenso internacional, trasladar su sede desde Tel Aviv hasta esta ciudad, para apoyar las políticas de ocupación del Estado de Israel, que reivindica Jerusalén como su capital. Se han producido disturbios al menos en el checkpoint de Qalandia y en Belén.

Mientras tanto, e ignorando la represión generalizada, se está produciendo la inauguración de la sede de la embajada con mucho boato y con la participación por parte de Estados Unidos de la hija de Donald Trump, Ivanka Trump, el vicesecretario de Estado, John Sullivan, y el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, entre otros, y con la presencia del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu.