sábado, agosto 25, 2018

El dólar norteamericano se sostiene a punta de cañón



Metafóricamente se dice que Estados Unidos usa el dólar como arma de guerra comercial. En cambio, lo que no es una alegoría es que la divisa estadounidense se sostiene –literalmente- por la fuerza de las armas de guerra.

| Por: José Melquiades / Canarias |

Metafóricamente se dice que Estados Unidos usa el dólar como arma de guerra comercial. En cambio, lo que no es una alegoría es que la divisa estadounidense se sostiene –literalmente- por la fuerza de las armas de guerra

Así lo expresó el broker español radicado en Londres Gonzalo Cañete.

"La militarización del dólar - apuntó Cañete - hace que se vuelva mucho más fuerte dentro de una guerra comercial; es un efecto que nadie esperaba ver”.  Es lo que Cañete denomina, el nuevo frente de batalla abierto por Estados Unidos y que comprende sanciones, aranceles e impuestos a la economía turca.

Como recuerda la web rusa Sputnik New, desde principios de año la lira turca se desplomó un 40% frente al dólar una tendencia que se acentuó a partir del mes de agosto cuando Washington impuso sanciones y aranceles al gobierno del presidente Recep Tayyip Erdogan.

Para varios analistas, dichas medidas han colocado al país –con segundo ejército más poderoso en la OTAN- al mismo nivel de Estados considerados enemigos como Irán, Venezuela, Rusia o Corea del Norte.

Es por ello que el presidente Erdogan habló de una puñalada por la espalda pero descartando recurrir al Fondo Monetario Internacional.

"Turquía ya sabe que dentro del FMI no hay muchas soluciones y que no resuelve problemas. Forma parte de las instituciones globales creadas después de la Segunda Guerra Mundial y que vienen perdiendo credibilidad", subrayó Cañete.

Es este sentido el especialista recordó el caso de Grecia, que acaba de saldar la última parte del rescate financiero que comenzó a recibir en 2010 y debe aún niñas dibero: "Sigue teniendo dos veces más deuda que lo que produce todo el país, 180% sobre el PIB y un paro de 20% tras ocho años de gestión del FMI".

En opinión de Cañete, existe una razón para que se recurra a la adopción este tipo de medidas contra Ankara y esas son las posiciones que Erdogan adoptó en varios temas de la agenda internacional.

"Hay un cambio en Turquía en julio de 2016 cuando tuvo un intento de golpe de Estado. Durante ese intento la base de la OTAN en Turquía fue rodeada, algo que nadie ha explicado hasta ahora el por qué. Luego se buscaron altos cargos del ejército turco y se habló que algunos de ellos estaban refugiados en EEUU".

Sin embargo, tras este fallido golpe de estado, Erdogan se inclina del lado Vladimir Putin como el primer líder mundial para reunirse, fue una señal política muy fuerte, acotó Cañete.

"Ahí cambia el timón del juego y la postura en el conflicto sirio pasa de estar apoyando a grupos rebeldes a intervenir con su Ejército y reprimir en el norte de Siria a grupos rebeldes como era la coalición kurda que apoyaba EEUU".

De todo ello se comprende, por qué Turquía requiera de los apoyos financieros de que precisa de mano de  China y Rusia, y a través de los distintos mecanismos que se han creado en el marco del bloque de los BRICS.