sábado, agosto 25, 2018

El falso proteccionismo de Trump divide al mundo



| Por: Diego Olivera Evia / Barómetro |

América Latina bajo la presión de EEUU

Estamos ante una crisis global donde el falso proteccionismo, es parte de la políticas empresariales del mandatario de EEUU, Donald Trump, esta propuestas de creer en una salida al servicio del gobierno estadunidense, solo ha creado divisiones en el Congreso, a través de sus choques con la Unión Europea (UE), queriendo imponer un nuevo modelo del Gran Garrote, aplicando sanciones a su principales aliados del viejo continente, en una obsesión maniática de volver al “sueño americano”, recordando los burdeles del abuelo Trump, en New York, en su inmigración de Europa, la realidad de esta nueva administración, es querer crear un modelo empresarial, y no una propuestas de intercambios económicos en el mundo.

La misma obsesión de Trump de atacar a los inmigrantes, son parte del neo fascismo, de tratar de expulsar a mexicanos y centroamericanos a sus naciones, ha creado separaciones familiares, poniendo a niños latinos en jaula, con esposas como grillos a esclavos, ha creado graves efectos humanos, ya que ante el llanto de estos, le obligaban a tomar barbitúricos para dormir, luego de la entrega a sus familias, se descubrieron la violaciones de los guardias y militares, a estos detenidos solo por ser inmigrantes, parte de estos hechos de violación de los derechos humanos, hay muchos de ellos desaparecidos en cuarteles de la Guardia Nacional, lo que muestra una vez más las políticas, del mandatario de EEUU, en su visión fascista con en su teoría de la Supremacía Blanca, al ritmo del racismo y la segregación.

Nos pareció importante presentar este artículo:

En el discurso, Donald Trump, se muestra nacionalista, proteccionista y a favor de las clases obreras de EEUU. Sin embargo, hasta el momento su política económica favorece al gran capital transnacional y empuja al mundo hacia una nueva crisis financiera, de acuerdo con William Robinson, profesor de la Universidad de Santa Bárbara.

En las últimas décadas, EEUU ha pujado por la liberalización del comercio mundial y ha impulsado medidas de desregulación y flexibilización de los mercados mundiales. Parecía que con el ascenso de Donald Trump a la Casa Blanca esta política tradicional de Washington iba a dar un giro marcado para proteger a las clases obreras del país, pero hasta el momento los hechos indican lo contrario, según dijo a Sputnik el profesor de la Universidad de California en Santa Bárbara William Robinson.

"Es muy importante distinguir entre el discurso público de Trump —que es nacionalista, proteccionista y populista— y el contenido de las políticas que ha implementado y sus propuestas finales, que nada tienen que ver con eso", explicó Robinson en diálogo con el programa Telescopio.

Según el académico estadounidense, "la política económica de Trump es de profundización del neoliberalismo, de privatización y desregulación total" y se ha caracterizado por "una disminución drástica de los impuestos sobre el capital y los pudientes y una mayor desorganización de la clase obrera sindicalizada".

Uno de los baluartes de Trump en la campaña fue el retiro de EEUU de los megos acuerdos de comercio, así como la renegociación de la potencia del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), que calificó como un grave error para su país.

Robinson valoró que "hay mucha retórica" sobre ese tratado, pero "la realidad es que la economía estadounidense está profundamente implicada en el sistema globalizado de producción y finanzas". A su criterio, "el objetivo de Trump no es retirar a EEUU" de ese sistema sino "profundizarlo".

"Estamos viviendo otra militarización de la política y de la economía norteamericana y mundial. Trump anunció un bombardeo a Siria y las acciones de la compañía que produce los misiles Tomahawk subieron un billón de dólares. Y cada vez que hay una amenaza de un ataque crecen las acciones de todas esas compañías. Lo mismo pasa con la guerra a los migrantes: con el muro de México, 500 firmas hicieron ofertas y sus acciones  subieron, y también las de las compañías privadas que manejan centros de detención y deportación de migrantes", resumió Robinson.

América Latina bajo la presión de EEUU

En este mismo sentido nos parece analizar, los efectos Trump en América Latina, esencialmente en el Cono Sur, donde el desarrollo medio alcanzado en la región, luego del Plan Cóndor, con dictaduras que crearon una crisis económica, y una recesión, además de crearse efectos criminales, por las dictaduras asesinatos, torturas, como inmigración de chilenos, argentinos, uruguayos, brasileños, bolivianos, entre otros latinoamericanos, ante el terror y la imposibilidad de trabajo para, sin posibilidades de desarrollo, ante la aplicación del modelo neoliberal, con los ajustes macroeconómicos.

Esta pequeña reseña del neoliberalismo, se quiere revertir por Trump al modelo del neoliberalismo, por una versión chucuta del mandatario gringo, creando divisiones en las naciones latinoamericana, ejemplo el plan de “democracia y de desarrollo”, aprobado por el Congreso de EEUU, contra Cuba, Venezuela, Nicaragua, una nueva mentira de este sistema, que solo busca controlar a las naciones y sus riquezas petroleras, en oro, coltan, agua ahora privatizada por Argentina, Brasil y Paraguay, por las trasnacionales, hecho contradictorio con el proteccionismo, pero a la vez  sanciones a sus aliado oligarcas y burgueses.

En esta nueva realidad un gigante barco médico, surge como una solución a la crisis en Venezuela, tratando de meter sus tropas en esta nación, las famosas salidas humanitarias de los gringos, han sido la destrucción de los países latinoamericanos, Panamá, Nicaragua, golpes militares, intervenciones en Iraq, Afganistán, Libia y ahora Siria y Yemen, son parte de una falsa moral, de un inmoral sistema ahora regenteado psicópata Trump, que ve a los latinoamericanos como personas de segunda, incluidos las oligarquías de la región, ante el modelo del Gran Garrote.