domingo, septiembre 09, 2018

¿Se puede reactivar el conflicto armado en el país por una lucha de tierras?



| Por: María Camila Sánchez / Radio Nacional |

En el país hay 59 millones de hectáreas de tierra reservadas por las pretensiones de comunidades étnicas. Desde la Agencia Nacional de Tierras y abogados expertos en temas de restitución advierten que si no se avanza en la asignación de estas tierras, se puede reavivar un conflicto armado.

Indígenas, negros, mestizos, grandes propietarios, pequeños propietarios, entre otros han hecho solicitudes particulares en 59 millones de hectáreas de tierra a lo largo y ancho del país, y a la fecha estas no han sido resueltas.

Estas demoras administrativas y judiciales han provocado el bloqueo de estas tierras, pues una disposición legal determina que por estas disputas, estas tierras no se pueden adjudicar como baldías ni se pueden comprar, lo cual representa un problema para la Agencia Nacional de Tierras.

El exdirector de la entidad, Miguel Samper, antes de dejar el cargo por el cambio de gobierno, hizo una dura advertencia y es que si estos procesos no se atienden pronto, un nuevo conflicto social podría detonarse, pues estos reclamos están en 238 municipios donde no se ha podido generar acceso a la tierra a las comunidades campesinas.

“Esto es preocupante en la medida en la que a una persona se le bloquea su acceso a la tierra por la pretensión de una comunidad, ahí se podría generar un conflicto social de proporciones mayúsculas y lo que nosotros pretendemos evitar a través de las 200 mesas de diálogo es que esas solicitudes no sean un detonante del conflicto armado”, señaló Samper.

Estás mesas de diálogo fueron instaladas con el propósito de que dichas solicitudes, y con ellas sus bloqueos, fueran levantados, pero muchos de los pleitos continúan y el riesgo es que se conviertan en el próximo detonante de un conflicto.

“El desbloqueo procede cuando se retira la solicitud. Nosotros abrimos ese espacio de diálogo para ver si se retiraban o se remediaran porque hay que entender que en esta tierra tenemos que caber todos y que tierra no hay más; o nos sentamos a hablar o vamos a seguir en disputas territoriales matándonos durante medio siglo más”, advirtió Samper.

Según datos de la Agencia Nacional de Tierras, la situación más crítica está en el Cauca donde el 40 por ciento de sus municipios están bloqueados, seguido por Chocó que tiene más de 3 millones 200 mil hectáreas en esta misma condición.

Es crítica también la situación en Antioquia donde hay 23 municipios congelados, el Valle del Cauca con un millón 400 mil hectáreas bloqueadas y Córdoba con casi un millón de hectáreas.

El gobierno del presidente Iván Duque tendrá que revisar con lupa cada una de las reclamaciones y pleitos territoriales para evitar que un conflicto social se detone y la continuidad al diálogo emprendido en las mesas debe fortalecerse para llegar a acuerdos con las mismas comunidades.

“Este proceso debe hacerse prontamente porque podemos estar en presencia de un volcán a punto de hacer erupción, porque cuando se habla de restitución se reconoce que han sido quitadas a un conglomerado humano que lo reclama, puede ser, como propiedad ancestral”, explicó el abogado Luís Eduardo Leiva, experto en temas de restitución de tierras.