domingo, octubre 07, 2018

Jornada de protesta adelanta universidad del Tolima



| Por: Nelson Lombana Silva |

Los estudiantes de la universidad del Tolima, realizaron ayer una protesta contra la medida del rector de reprogramar la elección del delegado de los estudiantes a los cuerpos directivos para el año entrante. Igualmente, para rechazar la postura del gobernador Oscar Barreto Quiroga de no cancelarle a este centro la deuda histórica y que al parecer supera los 71 mil millones de pesos. Solo hace alharaca de un giro cercano a los 7 mil millones de pesos, según estudiantes consultados por la página web:www.pacocol.org.

Durante todo el día cerraron el alma mater impidiendo el ingreso de vehículos y docentes; por la tarde, hicieron un toque. Por lo menos seis bandas musicales participaron de la manifestación en el parque Ducuara, según se indicó.

Juan Felipe Alzate, estudiante de ciencias políticas, quinto semestre, sintetizó la protesta y el motivo de ésta: “La actividad de la toma de la puerta y no dejar entrar ni vehículos ni profesores, ni funcionarios, fue una articulación que tuvimos con el programa de medicina veterinaria y zootecnia y los compañeros del programa de sociología, porque la administración en cabeza del señor rector aplazó las elecciones de los consejos estudiantiles, como son los representantes de facultades, el consejo superior y el consejo académico, con la excusa de colegio y muy floja de que el IDEAD tiene un foro el mismo día de las elecciones. Consideramos que esto atenta contra la democracia universitaria, su autonomía y con la representación que los estudiantes necesitan. Recordemos que esta universidad no tiene representación desde hace un año por la excusa de Omar Mejía que necesitaba periodo de transición”.

Agregó: “El propósito es hacerle un llamado a la universidad del Tolima, a los administradores, al señor rector Omar Mejía y a los estudiantes para que nos movilicemos en defensa de la universidad pública, lucha que se nos viene a todas las universidades públicas del país, pues, en el gobierno de Iván Duque Márquez el presupuesto será muy bajo”.

“El gobierno tiene con las universidades públicas una deuda de 18,4 billones de pesos y ante esto no hay respuesta de ninguna naturaleza. Se habla de gratuidad en la universidad y lo único que se le ocurre al gobierno es “ser pilo paga”, créditos condonables, donde el estudiante va a la universidad privada de costos muy elevados, dineros con los cuales se podría financiar la universidad pública”.

Dijo que el rector quería imponer una forma de despotismo. “Se comporta de una forma arrogante. Saca una circular de un día para otro. La inscripción a candidatos era el martes pasado y la circular aparece un día antes, el primero de octubre, diciendo que las elecciones se alargaban hasta el otro año”.

Dijo también que los estudiantes no estaban en contra que se aplazara, pero no tanto tiempo. Hablamos de un aplazamiento de 15 0 20 días, pero la idea de la rectoría es de aplazar hasta el mes de mayo del año entrante. Esperamos respuesta y que se solucione esto”.

¿Cómo afecta la política de “Ser pilo paga? Le preguntamos y contestó: “Consideramos un problema nefasto para la educación pública. El estudiante si no puede terminar la carrera tiene que pagar el dinero que le fue prestado para que estudiara. Se calcula que con el monto para pagar por este concepto se hubiera podido financiar las universidades públicas de Colombia”.

Durante la presente semana se han venido desarrollando diversas actividades para visibilizar la problemática económica de la universidad y de paso crear conciencia sobre la necesidad de la movilización de estudiantes, padres de familia y comunidad en general. “En el transcurso de esta semana – dijo – hemos venido desarrollando diversas actividades, desde arte, sátira, cuento, campeonatos deportivos, toque musical, hoy habrá foros. La idea es hacer actividades lúdicas pero que estén acompañadas de procesos pedagógicos para concientizar y movilizar la comunidad universitaria”.

Así pues, los estudiantes de la universidad del Tolima calientan motores con el fin de luchar por la democratización del alma mater de los tolimenses y de paso echar atrás la represiva política del recorte presupuestal por parte del gobierno nacional que preside Iván Duque Márquez y la casta oligárquica del Centro Democrático.