miércoles, octubre 17, 2018

Universidad de Tolima de nuevo en las calles



 Por: Nelson Lombana Silva |

Los estudiantes de la universidad del Tolima, nuevamente se tomaron las principales calles de la ciudad de Ibagué, el día inmediatamente anterior, con el fin de exigir dinero suficiente para financiar la educación pública en Colombia, la que se encuentra gravemente amenazada por las políticas neoliberales implementadas por el presidente títere de Iván Duque Márquez.

En esta dura lucha por la defensa de la educación pública, los estudiantes del Servicio Nacional de Aprendizaje (SENA), también se sumaron decididamente a esta gigantesca protesta que saliendo de la universidad, se tomó la carrera quinta a la altura de la calle 42, buscando luego la calle 60 y la avenida Guabinal para regresar nuevamente a las instalaciones del alma mater.

Durante el largo recorrido, que comenzó a las 9:30 de la mañana y culminó al filo de una de la tarde, los estudiantes, docentes y padres de familia corearon diversas consignas demandando del gobierno nacional menos mentiras y más acciones en defensa de la educación pública universitaria.

De igual manera, demandaron de la comunidad ibaguereña solidaridad y apoyo decidido en esta justa solicitud que los jóvenes están demandando en esta oportunidad. Algunos hablan que el déficit supera los 18.2 billones de pesos y en vez del gobierno invertir dinero en la educación, lo viene invirtiendo en la compra de armamento chatarra a los Estados Unidos con el propósito de agredir a la hermana república bolivariana de Venezuela. “Usted mirón, únete al montón, tu hijo es estudiante y tu trabajador”.

Según Harold Rivera, estudiante de segundo semestre de Derecho, las asambleas continuarán con el fin de conseguir el mayor apoyo y la definición de una plataforma mínima de lucha con sus propias reivindicaciones.

El joven estudiante de Derecho se muestra preocupado por la suerte de la educación pública en Colombia ante la infame indiferencia de la clase dominante. Al término de la marcha señaló que había que persistir en la lucha. Dijo que el presidente Duque no tenía una definición propia, estaba a merced de las órdenes del ex presidente narcoparamilitar, Álvaro Uribe Vélez, según se ha venido denunciando hace rato, tanto a nivel nacional como internacional. “No ha fijado un criterio propio hasta ahora”, dijo Harold Rivera.

Y mientras los estudiantes universitarios se baten como leones, los docentes preparan paro nacional también, según indicó la Federación Colombiana de Educadores (FECODE). Los campesinos y los indígenas de igual manera, ante las continuas burlas de los gobiernos de turno.

El pueblo ya no traga entero, ni le teme al terrorismo del Esmad, está dispuesto a movilizarse y exigir sus derechos secularmente conculcados. La unión hace la fuerza y la pelea es peleando. Esta pareciera ser la consigna del momento.