martes, octubre 23, 2018

Universidad del Tolima declara asamblea permanente indefinidamente



| Por: Nelson Lombana Silva |

En asamblea general, realizada el día inmediatamente anterior en el coliseo de esta institución, los estudiantes de la universidad del Tolima, tomaron dos trascendentales determinaciones: Una tiene que ver con declararse en asamblea permanente indefinidamente hasta que el gobierno nacional resuelva la problemática de las universidades públicas del país, entre ellas, la de Tolima, que tiene a la fecha un déficit de 11 mil 500 millones de pesos y dos, rechazar categóricamente el cambio sorpresivo de seguridad del alma mater a partir de hoy.

Después de varias horas de discusión, los asambleístas tomaron esta determinación creando desde anoche mismo campamento en la universidad con el ánimo de darle contundencia a la protesta generalizada contra el gobierno neoliberal de Iván Duque Márquez. De igual manera, acordaron crear una serie de comisiones y conformar una delegación para ir a Bogotá a socializar la problemática particular de esta universidad.

También crear diversas comisiones para socializar la problemática de la educación pública universitaria con la comunidad tolimense, realizando diversas actividades en la calle, en los colegios, en las plazas públicas, en el transporte urbano, en las plazas de mercados y supermercados.

En relación con la otra determinación, esta se dio por la denuncia que hicieron los celadores que habían recibido la noticia que a partir de hoy no prestarían más servicios y que en lo sucesivo vendría seguridad de civil, hombres y mujeres, directamente de Bogotá.

Según el celador que se atrevió a denunciar: “Nos acaba de llamar la administración al grupo de vigilancia, que a partir de mañana (hoy), el cuerpo de vigilancia no va a estar más uniformado sino de civil. Ese cuerpo lo van a traer de Bogotá: Nueve personas: Tres mujeres, seis hombres”.

Agregó: “Quienes no conocen la historia de la universidad, yo ya voy a cumplir treinta años trabajando en esta universidad como vigilante, hace 17 años, nos metieron personal de la SIJIN y creemos que van a tomar la misma actitud. Dejaron, según ellos, nosotros cada rato le averiguábamos a la administración cómo iba el permiso para portar los radios, armamento, que eso ya estaba cancelado. Puras mentiras compañeros, dilataron y dilataron hasta que el ministerio nos avisó hoy, que ya no tenemos licencia. Pero es pura mentira, aquí van a seguir metiendo gentes de las que ustedes ya saben, porque es la política del gobierno central. Miren qué pasó con la universidad de la Amazonía, en el Quindío…Llevamos como seis o siete universidades con el mismo problema”.

El celador también denunció otra perla gravísima contra la democracia universitaria, la libertad de protesta y la seguridad de los estudiantes y los mismos docentes: “Se cree que van a llenar la universidad de cámaras. Eso es un peligro para los trabajadores como para ustedes como estudiantes. Les agradezco la atención y estamos en pie de lucha”, subrayó el veterano celador.

Las reacciones de los estudiantes no se hicieron esperar, una de ellas, señaló: “No creo que sea pertinente que sigamos hablando de estos temas, cuando tenemos un tema coyuntural que es súper importante para la universidad como es la denuncia que acaba de hacer el señor celador. Esto no puede quedar como una simple denuncia. Nosotros no podemos esperar a que mañana amanezcamos con seguridad privada en la puerta. Mi propuesta es la siguiente: Sigamos con la asamblea, pero pongamos en votación, si mañana desde por la mañana (hoy), cerramos la universidad”.

Un trabajador de la universidad propuso: “Nosotros los trabajadores que nos acabamos de reunir, lanzamos la propuesta de hacer mañana (hoy), una triestamentaria para este tema. Pero, igualmente si mañana la universidad (hoy), por el tema que está pasando de la seguridad, que de hecho es una seguridad perversa, porque llegar vigilante de la parte externa donde no conocen la dinámica de la universidad, lo que van es a comenzar a vigilar y a perseguir a los estudiantes. Por eso, propones una acción con los sindicatos de la parte administrativa para que se lleve esta reunión a cabo”.

Los estudiantes de la universidad del Tolima, intensifican la lucha contra el régimen casi dictatorial de Iván Duque Márquez, quien al parecer pretende llenar de tiras el alma mater en vez de responder las sentidas solicitudes de los estudiantes. Los padres de familia y la comunidad en general, no pueden ser indiferentes, se deben reunir y asumir una postura consecuente con la lucha de los estudiantes.