martes, marzo 05, 2019

Pronunciamiento en contra del proyecto hidroeléctrico de Ambeima


El día 3 de marzo de 2019 en el sector conocido como Santa Marta, del corregimiento La Marina en Chaparral, en reunión convocada por Asoambeima - Asociación ambiental y agropecuaria en Defensa del río Ambeima, 23 presidentes comunales del corregimiento La Marina, representantes del corregimiento El Limón, la Asociación de Trabajadores Campesinos del Tolima - Astracatol, el Comité Dinamizador Ambiental del Sur - Oriente del Tolima, la Asociación Supervivir, la Guardia Campesina por la Paz, la Asociación departamental de zonas de reservas campesinas, entre otras organizaciones, nos reunimos con la Ong APAZ y su representante Edwin Alexander Figueroa, organización que viene liderando la policía nacional y ex miembros de la misma institución, a raíz de la insistencia que desde diciembre del año pasado viene ejerciendo esta organización, para mediar con las comunidades la entrada del proyecto hidroeléctrico sobre el río Ambeima, en el municipio de Chaparral.

De esta manera, expresamos:

1. En primer lugar, las COMUNIDADES PRESENTES no estamos de acuerdo, ni permitimos que un ente militar como la policía o ex miembros de esta institución, vengan hacer de intermediarios ante estos proyectos de interés privado. No reconocemos que este tipo de mediaciones sea competencia de esta entidad, sobre todo cuando esta región ha sido afectada por distintos actores armados. Como población civil, requerimos que los entes territoriales, organizaciones y profesionales idóneos, neutrales, como organismos de derechos humanos, sean quienes acompañen este tipo de procesos que están generando conflicto en el territorio. Las comunidades no confiamos en los organismos del estado, pues en el pasado reciente, también hicieron parte del conflicto. Otros temas como la alarmante delincuencia y drogadicción son competencia de estos organismos, en los que bien, recibimos su apoyo y acompañamiento.

2. Un hecho relevante que nos sorprendió a los campesinos en esta reunión fue la intimidación que plantearon a los líderes sociales y ambientales presentes, manifestando que ellos tienen al ESMAD “para actuar cuando se manifiestan paros campesinos, amparados en la resolución 11.90 que regula la protesta social”, de manera que nos advierten que si nos ataca al ESMAD ha sido órdenes del gobierno central, gobernadores y alcaldes”. De modo que, nos preocupan estas advertencias negativas para la armonía en la región y el libre ejercicio de la exigencia de nuestros derechos desde la movilización social.

3. Los campesinos de Chaparral, tenemos una mirada diferente sobre el río Ambeima y la utilidad de nuestras fuentes hídricas, la meseta de Chaparral siempre ha padecido de sed. Tiene una extensión de 20 mil hectáreas que puede ponerse a producir comida y dar empleos. Una de esas alternativas es hacer un distrito de riego del río Ambeima que abastezca de agua al casco urbano e incidida en la economía con la producción agropecuaria en el municipio. Más seguimos manifestando, al igual que lo hicimos durante el Cabildo Abierto, celebrado en la marina el 27 de mayo de 2015, NUESTRA OPOSICIÓN a este proyecto extractivo que solo dejaría miseria, desolación, hambre y muerte.

Queremos recordar que ya hemos vivido la experiencia de los supuestos proyectos hidroeléctricos de “generación limpia” con la construcción de “Amoyá - la esperanza”, que se hizo con el pretexto de obra para interés social a nombre de Isagen y luego endosada a una multinacional canadiense que actualmente vende la energía al Ecuador. Nadie en el cañón de las Hermosas tiene un bombillo encendido gracias a la energía que genera esta hidroeléctrica, desde hace 6 años que está en funcionamiento, ni siquiera el alumbrado público del casco urbano, se beneficia de esta producción, así mismo, las carreteras en Las Hermosas que les fueron útiles en el tiempo de construcción de la obra, ahora están en las mismas terribles condiciones antes de que llegara la hidroeléctrica. Nos preguntamos ¿Donde están las obras sociales y benéficos que Isagen ha dejado a Chaparral?

Desde la construcción del proyecto de Amoyá, esto es parte del resumen que dejo la hidroeléctrica: 38 muertos, judicializaciones, más de 47 quebradas secas, 240 en disminución de caudal, muchas fincas inservibles dejando una zona productiva marginal de café y problemas de todo tipo en las comunidades. Lo que ha representado una tragedia socio ambiental que ni siquiera ha sido reconocida y reparada. Para rematar, las oficinas de Isagen en el pueblo las cerraron, dejando sin posibilidad de diálogo a la comunidad con los funcionarios de la empresa. Por otra parte, en ningún estudio ambiental, se permite el aprovechamiento de todo el caudal del río para ser inducido al túnel, dejando trece kilómetros en desierto, interrumpiendo el hilo conductor del agua, sin embrago, esto es lo que está ocurriendo en Amoyá, como lo vimos el 24 de febrero en la bocatoma de la Virginia, en el corregimiento de las Hermosas y lo puede en corroborar en cualquier momento la Corporación regional ambiental.

Los habitantes del Cañón de las Hermosas y Chaparral, ya conocemos como se implementan estos proyectos, primero llega la zanahoria y luego el garrote, donde resaltan los grandes benéficos del proyecto, pero después nos llegan las judicializaciones y capturas a los comerciantes y líderes sociales. Lo mismo ha ocurrido con cientos de proyectos en Colombia, como la hidroeléctrica del Quimbo, Hidroituango, Hidrosogamoso, construidas a imposición y atropello de las comunidades, con todos los errores que han conllevado a inmensas perdidas ambientales, económicas, desapariciones, muerte, y desplazamiento.

Finalmente, resaltamos e insistimos en el RECHAZO a la construcción de proyectos hidroeléctricos o cualquier intervención que genere impactos socio ambientales y económicos en el municipio de Chaparral. Así mismo, recordamos que son varios los proyectos hidroeléctricos que amenazan nuestra principal cuenca, un complejo ecoregional, alimentado por más de 17 ríos, como es nuestra principal arteria el RIO SALDAÑA. Y aclaramos que si bien, el acuerdo de paz ha generado una disminución del conflicto armado en el sur del Tolima, este tipo de proyectos amenazan la convivencia y la paz de las comunidades rurales de la región.

Asoambeima - Asociación ambiental y agropecuaria en Defensa del río Ambeima Presidentes comunales del corregimiento La Marina,
Presidentes, representantes del corregimiento El Limón Asociación de Trabajadores Campesinos del Tolima - Astracatol Comité Dinamizador Ambiental del Sur - Oriente del Tolima Asociación departamental de zonas de reservas campesinas Asociación Supervivir,
Guardia Campesina por la Paz 

3 de marzo de 2019, Chaparral, Tolima